SELECCION

Tras haber llegado a las semifinales del mejor torneo de selecciones de Europa, la selección de Luis Enrique cayó 4-2 en tanda de penales contra el seleccionado italiano. El compromiso había acabado en 120 minutos 1-1 con goles de Federico Chiesa (Italia) y Álvaro Morata (España).

 Italia jugará el domingo la final de la Eurocopa después de eliminar a España en una emocionante tanda de penalties que decidió un brasileño nacionalizado italiano, Jorginho, después de que Donnarumma atajase el cuarto lanzamiento de Morata.

El equipo español vivió uno de los mejores partidos dentro del torneo siendo más ambicioso, jugón y decidido en un partido que dominó con solvencia y que no pudo sentenciar por su falta de acierto de cara al arco.

El partido se abrió en favor de los italianos al minuto 60 gracias a un gran gol anotado por el extremo italiano de la Juevntus de Turín, Federico Chiesa, quien continúa realizando un gran torneo. Pero a 10 minutos del final, el compañero de equipo de Chiesa, el delantero español, Álvaro Morata consiguió el empate parcial, mismo que se mantendría los 120 minutos y hasta los penales. 

Por 4-2 ganó en la tanda el equipo de Mancini luego de terminarse unos 120 minutos apasionantes de fútbol y que dieron paso a esa suerte definitiva en la que Italia vengó su eliminación de la Eurocopa, también en los penalties, de la edición de 2008. El fútbol no fue justo con España y sonrió a la siempre fiable, con mejor o peor juego, de Italia.